¡Os casáis! Que emoción.

Enseguida empezáis a pensar cómo sería vuestra boda soñada y os quedáis embobados mirando al infinito imaginando cada detalle: la ceremonia, el lugar, el vestido, ….

Y de repente, un pensamiento cruza vuestra mente haciendo desaparecer toda la magia.

Hay que preparar muchas cosas: invitaciones, elegir el lugar, elegir el vestido, la decoración, los detalles para invitados, el menú, el fotógrafo, … Y empezáis a hiperventilar y a poneros nerviosos.

Caaaaalma. Parad un momento, cerrad los ojos y respirad profundamente.

¿Habéis pensado en la posibilidad de contratar a un o una wedding planner?

La planificación y organización de una boda es un camino maravilloso pero puede llegar a ser realmente estresante para vosotros y los que os rodean.

¿Una wedding planner? ¿Para qué?

 

A mucha gente las palabras “wedding planner” les causa un poco de rechazo. Piensan que el gasto para contratar estos servicios va a ser enorme y que ellos tendrán poco que decidir, pero nada más lejos de la realidad.

BODAS UN MUNDO DE EVENTOS (2)

 

Una organizadora de bodas:

  • Conoce vuestros gustos, preferencias, aficiones y aquello que os une.
  • Os da los mejores consejos e ideas para que todo sea tal como siempre lo habéis soñado
  • Os propone soluciones prácticas y geniales
  • Conoce muy bien el sector y multitud de proveedores
  • Propone un amplio abanico de posibilidades
  • Consigue mejores precios porque trabaja con mayor volumen
  • Es un@ expert@ y piensa en cosas en las que generalmente no solemos caer (permisos legales, etc)
  • Tiene un plan B, C o incluso D para todos los problemas e imprevistos que puedan surgir.
  • Se encarga de multitud de detalles
  • Te libera de carga de trabajo y de estrés
  • Busca la excelencia para que todo sea perfecto
  • Ayuda a hacer realidad la imagen que tenéis en vuestra mente pero que no lográis materializar.
  • Se encarga de toda la coordinación el día B. Desde que empieza a vestirse la novia hasta que se va el último invitado, pasando por comprobar que todo está listo una y otra vez y que no falta nada. Todo para que vosotros no tengáis que preocuparos absolutamente de nada y podáis disfrutar de vuestro día.

En definitiva …

 

La wedding planner os acompaña durante todo el proceso y os lo facilita la vida. Vosotros proponéis y ella dispone. Seréis los encargados de dirigir en todo momento y tomar las decisiones pertinentes. De decir sí o no.

La organización y planificación de una boda conlleva multitud de tareas y se necesita tiempo para poder llevarlas a cabo de una manera óptima.

El problema es que no tenemos todo el tiempo del mundo para realizarlas porque trabajamos y eso ocupa la mayor parte de nuestro tiempo.

Nos toca dedicar tiempo a estos menesteres a la vuelta del trabajo, por las noches, los fines de semana y eso si no tenemos hijos, porque en este caso todo se complica mucho más.

Seguro que habéis visto más de una vez como esto acaba afectando a la pareja.

Los meses antes de una boda pueden ser muy estresantes y no digamos ya los días previos. Incluso puede ocasionar problemas el hecho de pedir a algún familiar que nos ayude con algún tema (como por ejemplo ir a recoger los anillos a la tienda) y que se le olvide porque también está ocupado.

Todo esto puede pasar factura a la relación y eso es algo que no os podéis permitir. Vuestro amor ha de prevalecer por encima de todo.

 

Cómo seleccionar a la wedding planner

 

Organización de Bodas un mundo de eventosPara empezar, lo mejor es conocerse personalmente. Quedad en algún lugar bonito e inspirador (o en la oficina si no hay más remedio) y hablad. Es el momento de la recogida de la información y los que vais a llevar la batuta sois vosotros.

La organizadora está sólo para hacer las preguntas adecuadas, escuchar y apuntarlo todo. Una vez tiene toda la información principal, se pone en marcha la fábrica de ideas que está instalada en su cabecita.

En las próximas semanas, tras ese proceso de inmersión creativa, comenzará a presentaros propuestas increíbles para vuestro día que seguro que os entusiasmarán.

Pero una wedding planner no tiene por qué encargarse de la boda completa. También os puede ayudar sólo con algunas cuestiones como puede ser:

  • Transfer de los invitados
  • Contratación de autocar o coches de alquiler
  • Animación y entretenimiento para los niños
  • Decoración
  • Contratación del viaje

Incluso…

¿Ya tenéis la boda organizada, pero queréis estar tranquilos ese día?

Ningún problema, podéis encargarle sólo la coordinación para que ese día vosotros podáis saborear cada momento y no preocuparos absolutamente de nada. Que parece muy sencillo, pero generalmente ese día los novios están preocupados por si todo está preparado y si los invitados están bien, entre otras cosas, que de disfrutar realmente.

Seguro que queréis que vuestra boda sea única. A todos nos ha pasado alguna vez que en un mismo año hemos tenido dos o tres bodas. Y, aunque hay diferencias por el lugar, la comida y alguna cosa más, en general, todas acaban siendo iguales.

¿No os gustaría que vuestros invitados recordaran vuestra boda como la mejor en la que han estado? Pues si queréis conseguirlo, la Wedding Planner es la mejor arma.

Y yo podría recomendaros una bastante buena…. 😉

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: