Si los primeros días dedicamos la visita al Barrio Gótico y a Sitges, el tercer día en el que Alla descubre Barcelona lo vamos a dedicar al gran arquitecto Antoni Gaudí.

 

Por la mañana visitaremos la basílica de la Sagrada Familia, continuaremos la visita en el Parc Güell y la finalizaremos en la casa-museo de Gaudí, que se encuentra dentro del parque.

La Sagrada Familia

 

La Sagrada Familia es quizá una de las iglesias más famosas del mundo. Fue diseñada por el genial Antoni Gaudí a principios del siglo XX y quedó inacabada cuando el arquitecto murió en 1926 atropellado por un tranvía.

 

Desde entonces se han efectuado numerosos trabajos para ir avanzando en su construcción y se prevé que esté totalmente acabada en 2026, justo 100 años después de la muerte del arquitecto.

 

 

Ruta modernista

 

Es recomendable hacer la visita a primera hora de la mañana y conseguir las entradas por Internet para evitar las kilométricas colas que se forman para acceder al interior.

 

Su fachada tiene multitud de detalles religiosos muy trabajados. Entre estos detalles podemos encontrar, por ejemplo, la escena del nacimiento de Jesús ,la imagen de varios santos o escenas de la pasión.

 

Ruta modernista

 

Si el día es soleado, cosa que ocurre con mucha frecuencia en Barcelona, al acercaros a las numerosas vidrieras de que dispone el templo, el sol se cuela por ellas creando un mágico arco iris.

 

Ruta modernista

 

 

La visita a este imponente monumento vale realmente la pena. Y aunque lo hayas visto varias veces, nunca deja de sorprenderte. Alla está realmente sin palabras.

 

Y es que, hasta el techo es alucinante.

 

Ruta modernista

 

 

En una capilla interior se encuentra la cripta donde está enterrado este genio de la arquitectura.

 

 

En un sótano está situado el museo, donde se encuentran detalles de la construcción de la basílica, así como maquetas de otras construcciones que diseño Gaudí.

 

 

Y pegado a la basílica, se encuentran las escuelas, en la que se expone el estudio de este gran arquitecto.

 

Ruta modernista

 

 

Después de visitar en profundidad el templo de La Sagrada Familia durante dos horas, tomamos el metro para ir al Parc Gúell.

 

 

El Parc Güell

 

 

El Parc Güell es otra de las obras de arte que se encuentran en la prolífica carrera de Gaudí. Él se inspiraba en las formas orgánicas de la naturaleza y eso se refleja en sus numerosas obras.

 

Eusebi Güell, un importante y rico empresario burgués, fue quien encargó su diseño y construcción. En un principio, esta zona estaba concebida como un espacio de viviendas de alto standing, con el máximo lujo y confort.

 

Pero fue un gran fracaso comercial, ya que resultó poco atractivo para los barceloneses, pues entonces aquella zona estaba muy poco urbanizada y se encontraba muy lejos del centro.

 

Ruta modernista

 

Pese a ello, pronto se convirtió en un foco de atención para visitantes y turistas.

 

El parque es un lugar lleno de colorido, estructuras curiosas

 

 

Y una vista impresionante de Barcelona, al encontrarse en un punto bastante alto.

 

Ruta modernista

 

Después de comer, visitamos la casa-museo de Gaudí, que se encuentra en el interior del parque.

 

La Casa-Museo

 

En realidad, esta casa fue construida como casa-piloto para que los compradores pudieran visitarla y hacerse una idea de cómo serían las otras viviendas.

 

Curiosamente no fue proyectada por Antoni Gaudí, sino por Francesc Berenguer i Mestres. Gaudí tuvo que firmar los planes, ya que Berenguer no tenía el título de arquitecto.

 

Ruta modernista

 

 

En el interior, se pueden visitar las estancias de la casa, como la habitación del arquitecto,

 

 

Ruta modernista

 

 

el baño, o la capilla donde éste rezaba diariamente, ya que era profundamente religioso.

 

Ruta modernista

 

 

Otro intenso día finaliza en la mágica ciudad de Barcelona, que tiene siempre infinidad de cosas para ofrecer.

 

 

 

Pin It on Pinterest

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: